PROPIEDADES DE LA CARNE

Es una carne de fácil digestión cuyo consumo se recomienda en la alimentación en general para cualquier edad, es muy rica en vitaminas liposolubles, esencialmente del grupo B, y como todas las carnes es rica en proteínas pero tiene un contenido algo mayor que la carne de vacuno lo que la hace muy apropiada en dietas dirigidas a niños, deportistas, mayores y personas con anemia, debido a su alto contenido en hierro.


El músculo del caballo contiene MENOS LÍPIDOS y MÁS GLÚCIDOS. (Los lípidos —grasas por definición— forman parte de la dieta habitual. Sirven para almacenar y obtener energía y los glúcidos –hidratos de carbono-)

Poco COLAGENO MUSCULAR (afecta a la terneza de la carne) lo que hace que la carne sea más fácil de masticar, eso influye en que mucha de la carne se pueda comercializar como de 1ª calidad.

La MIOGLOBINA, es una proteína que contiene hierro, y es la responsable del color rojo de la sangre, es otro factor a tener en cuenta, la carne de caballo tiene un color rojo muy intenso gracias a ella.

Tiene un bajo contenido en grasa, menos de 1 gramo de grasa por 100 gramos de producto, mayor riqueza en glucógeno.

Es también una fuente importante de fósforo, magnesio, zinc y cobre.

Comparada con otras carnes, es RICA EN PRIRIDOXINA (o vitamina B6): la falta de esta vitamina puede crear trastornos en la piel: caída del cabello, ulceras en boca y lengua… y también su carencia puede manifestarse en alteraciones del sistema nervioso, insomnio, nerviosismo, problemas de memoria…

Tiene altos contenidos en ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales, grasas saludables (el organismo humano no los puede fabricar a partir de otras sustancias, deben obtenerse por medio de la dieta). Entre sus efectos beneficiosos hay que destacar su papel protector frente a las enfermedades cardiovasculares y su capacidad de disminuir los niveles de triglicéridos (grasa que tiene la sangre).